Alemania busca personal capacitado

21.08.12

Miles de jóvenes comienzan estos días su capacitación laboral en Alemania y sigue habiendo puestos vacantes en el llamado Sistema Dual, consistente en capacitación teórica y práctica.

El alto desempleo en el sur europeo ha provocado un flujo migratorio de jóvenes que buscan nuevas perspectivas en Alemania. La Cámara de Comercio Alemana para España tramita desde enero pasado las solicitudes de jóvenes españoles que buscan un puesto de capacitación en una empresa alemana. Las áreas preferentes de reclutamiento son sanidad, ingeniería, docencia, turismo y hotelería. Como requisito es necesario un nivel intermedio de conocimientos de alemán.

“El mercado se encuentra en un muy buen momento”, afirma Markus Kiss, experto en capacitación laboral de la Cámara alemana de Industria y Comercio (DIHK). Hasta finales de julio fueron registrados 250.000 nuevos contratos de capacitación laboral en dicha entidad, que cuenta con una bolsa donde todavía hay unos 12.000 puestos vacantes.

Amplio abanico de oficios

“La cantidad de oficios y profesiones a elección es grande”, afirma y explica que los jóvenes pueden elegir desde hostelería hasta administración de empresas e informática. De un total de 480.500 puestos de capacitación disponibles en la oficina federal del Trabajo (BA) desde el pasado mes de octubre, había todavía 144.000 vacantes a finales de julio.

La mayoría de los puestos disponibles se encuentran en el sector de comercio al menudeo, también en los sectores de gastronomía, hotelería y turismo hay una gran necesidad de personal.

Incluso en los sectores de mayor demanda, como el automotriz, sigue habiendo puestos vacantes. “Tenemos una amplia gama de oficios a elección, y queremos que se ocupen todos, el de eléctrico, plomero e instalador de calefacción, no sólo los que están de moda”, afirma el presidente de la Asociación de Trabajadores Manuales, Otto Kentzler.

Jóvenes con bajas calificaciones

El sector de la construcción sufre de escasez de mano de obra capacitada y ha optado por dar una oportunidad a jóvenes con bajas calificaciones o que han interrumpido sus estudios. Desde el año pasado este sector sufre por la falta de personal.

Las empresas ofrecen una capacitación concentrada en matemáticas y alemán, dos ámbitos en donde hay en general un bajo nivel. “Eso se puede aprender, lo que no se puede compensar es cuando hay desinterés, bajo rendimiento o poca disciplina”, afirma Mark Kiss, “estas cuestiones si representan un problema para las empresas”, añade.

Pese al desempleo juvenil existente en Alemania, que afecta a unos 350.000 jóvenes, equivalente a un 7,9 por ciento entre los jóvenes de 15 a 24 años de edad, el mercado laboral alemán sigue siendo el más estable de la Unión Europea.